Oseja de Sajambre

La Ruta de los Hórreos

A pesar de que el cultivo de la tierra se limitaba normalmente a cubrir el consumo familiar, en Oseja abundan los hórreos, construcciones de madera a semejanza de las de nuestros vecinos asturianos utilizadas para guardar la cosecha y proteger los utensilios de labranza de las inclemencias meteorológicas.

El hórreo es un granero de madera levantado sobre unos pilares que lo aislan del suelo. Dentro se pueden guardar el grano, las frutas y hortalizas, la matanza y aperos agrícolas. Además bajo él y protegidos de la lluvia, se suelen encontrar también el carro, principalmente el de ir a tierra de campos, el arado o la leña recogida para el invierno. Los densos bosques sajambriegos siempre han proporcionado suficiente materia prima para construirlos, casi siempre de roble.

Está compuesto por un cuerpo de forma cúbica cerrado por tablas verticales y con un techo que puede ser a cuatro aguas como en asturias o a dos aguas como en León. Estos dos tipos de tejados se dan en la zona de Sajambre principalmente por hallarse en una localización geográfica fronteriza entre León y Asturias, fusionando las dos formas de construcción. El tejado normalmente suele ser de de teja, aunque en tiempos pasados abundaban los de paja, pero siempre rematado en un pico.

.

Es un edificio de madera sostenido en el aire por pilares llamados "pegollos", son pilares de madera con forma de pirámide truncada de cuatro caras. Sobre las piedras solera se apoyan los pegollos, en número de cuatro, seis u ocho. Entre estos y la base se colocan unas losas horizontales (las muelas) que impiden subir a los roedores.

Se accede al hórreo por medio de una escalera de piedra (patín) separada a cierta altura del hórreo. La tanobia, es la tabla a modo de peldaño que está a la entrada del mismo. Dentro para colgar el maíz u otros productos de la tierra, están los priesllos o priegos. Algunos hórreos al pertenecer a varios propietarios, están divididos interiormente, teniendo tanobia y puerta particular.

Una de las características más sorprendentes del hórreo es que se puede trasladar de un lugar a otro con relativa facilidad ya que se puede desmontar como un gigantesco juego de construcción para niños, pues las piezas de madera se ensamblan entre sí sin usar ningún tipo de punta o tornillo. Es por esta razón por la que no se les considera bienes inmuebles sino que están considerados como bienes muebles.

Algunos se usaron de dormitorio cuando la familia era numerosa. Antiguamente todas las familias disponían de este granero, pero el actual sistema de vida dio lugar al abandono de los mismos, motivo por el cual han desaparecido muchos. No obstante, se conservan 18 hórreos repartidos por toda la villa.

La ruta de los hórreos es un cómodo recorrido de 2 Km. por el pueblo de Oseja, que permite conocer una extensa variedad de hórreos, a la vez que permite al visitante acercarse al conocimiento de antiguas formas de vida.

Para conocer el recorrido de la ruta de los hórreos descargue el mapa turístico de Oseja de Sajambre donde se indica todo el trayecto:

Galería de fotos:

 
Diseñado por Fundación El Arcediano